Cuarto hábito. La victoria pública, la interacción humana

La victoria pública, la de la interacción humana se logra superados los tres primeros hábitos. Para lograr la victoria pública debemos interiorizar el cuarto, quinto y sexto hábitos.

Se trata de pensar en ganar/ganar, procurar primero comprender para ser comprendido y finalmente utilizar la signergia.

Paradigmas de la interdependencia.

La interdependencia efectiva sólo puede contruirse sobre la base de una verdadera independencia conseguida en los hábitos de la victoria privada.

Antes de pasar al área de las victorias públicas, debemos recordar que la interdependencia efectiva sólo puede construirse sobre una base de verdadera independencia. La victoria privada precede a la victoria pública ya que el autodominio y la autodisciplina son los cimientos de una buena relación con los otros.

Hemos dicho anteriormente que es el equilibrio P/CP, el concepto fundamental de la fábula de la gallina de los huevos de oro. En una situación interdependiente, los huevos de oro son la efectividad, la maravillosa sinergia, los resultados creados por la comunidad abierta y la interacción positiva con los otros. Y para conseguir huevos con regularidad tenemos que cuidar a la gallina. Necesitamos crear y cuidar las relaciones que hacen realidad esos resultados.

La cuenta bancaria emocional

La “cuenta bancaria emocional” es una metáfora de la confianza incorporada de una relación. Es el sentimiento de seguridad que tenemos respecto de otro ser humano. La cuenta bancaria emocional se deposita sobre una persona, mediante la cortesía, la bondad, la honestidad, manteniendo un compromiso, y constituyendo una reserva. Cuando la cuenta de confianza es alta, la comunicación es fácil.

Las impresiones que dejamos (de las que ni siquiera nos damos cuenta) determinan a veces reintegros automáticos.

Stephen Covey

Los Seis Depósitos para construir Relaciones Emocionales.

Seis depósitos capaces de constituir una cuenta bancada emocional. En primer lugar debemos comprender a la persona con la que nos relacionamos, segundo prestar atención a las cosas pequeñas, seguidamente es muy importante e igualmente difícil mantener los compromisos, aclarar las expectativas y demostrar la integridad personal. Finalmente hay que tener muy presente que disculparse de los errores sinceramente es fundamental.

Los problemas P son oportunidades CP

Es importante analizar el modo en el que vemos los problemas, que se suelen ver como una fuente de irritación, un obstáculo que desemos que se desvanezca. Pero, todo problema es una oportunidad para fortalecer cuentas bancarias emocionalesque influyen significativamente en la producción interdependiente.

Cuando un cliente entra en la tienda con un problema, por pequeño que sea, los empleados de inmediato lo consideran como una oportunidad para establecer una relación.

Stephen Covey

Los hábitos de la interdependencia

Con el paradigma de la cuenta bancaria emocional en mente, ya podemos pasar a los hábitos de la victoria pública, del éxito en el trabajo con otras personas. Al hacerlo, veremos de qué modo esos hábitos actúan conjuntamente para crear una interdependencia efectiva. También advertiremos cuan poderosamente tenemos impresas otras pautas de pensamiento y conducta.

Además, en un nivel incluso más profundo, comprobamos que la interdependencia efectiva sólo está al alcance de las personas verdaderamente independientes. Es imposible lograr la victoria pública con técnicas populares de “negociación ganar/ganar”, de “escucha refleja” o de “resolución de problemas” que se centren en la personalidad y mutilen la base vital del carácter.

Concentrémonos ahora, en profundidad, en cada uno de los hábitos de la victoria pública, los que van del cuarto al séptimo hábito.

Cuarto hábito. Pensar en ganar-ganar.

En el momento en que pasa de la independencia a la interdependencia (cuarto hábito en adelante), avanza hacia un rol de liderazgo. Se encuentra en la posición de influir sobre otras personas. Y el hábito del liderazgo interpersonal efectivo espensar en ganar/ganar, es decir, tú ganas, yo gano.

Seis paradigmas de interacción humana.

Ganar/ganar no es una técnica, es una filosofía total de la interacción humana. De hecho, es uno de los seis paradigmas de esa interacción. Los paradigmas alternativos son gano/pierdes, pierdo/ganas, pierdo/pierdes, gano, ganar/ganar o no hay trato.

 

El éxito de una persona no se logra a expensas o excluyendo el éxito de los otros.

Stephen Covey

Cinco dimensiones de ganar/ganar.

Se requieren cinco dimensiones para ser una persona con mentalidad de ganar-ganar, necesario para tener liderazgo interpersonal. Son necesarios el carácter, tener relaciones, tener ganas de lograr acuerdos y estar alieneado con el sistema.

Si no podemos comprometernos y mantener los compromisos con nosotros mismos y con otros, nuestros compromisos carecerán de sentido. Nosotros lo sabemos; los otros lo saben, por lo que faltará integridad y por tanto confianza.

Stephen Covey

Seis sugerencias para Ganar-Ganar.

Seis sugerencias para identificar las mejores prácticas para pensar lograr relaciones de Ganar-Ganar, con las que conseguir acuerdos con futuro.