Notas sobre el libro de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Loading

Inicio - rivassanti.net
Recomendaciones posicionamiento web. Redes Sociales, Community manager. Hablamos de: Ventas, y de adquirir hábitos para ser efectivo.

Comparte este artículo:


Segundo hábito. Empiece con un fin en mente. Principios del liderazgo personal.

Empezar con un fin en mente significa comenzar con una clara comprensión de su destino. Significa saber adonde se está yendo, de modo que se pueda comprender mejor dónde se está, para dar siempre los pasos adecuados en la dirección correcta.

Antes de seguir leyendo, tómese unos minutos para examinar sus impresiones. Esto aumentará en mucho su comprensión personal del segundo hábito.

Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás
es poco importante comparado con lo que reside en nuestro interior. 
OLIVER WENDELL HOLMES

Lo que significa "empezar con un fin en mente"

Empezar con un fin en mente significa comenzar con una clara comprensión de su destino u objetivo a alcanzar. Significa saber adonde se está yendo, de modo que se pueda comprender mejor dónde se está, para dar siempre los pasos adecuados en la dirección correcta. (Leer más sobre "empezar con un fin en mente".

Todas las cosas se crean dos veces

Siempre hay primero una creación mental, por ejemplo ¿cómo quiero que sea mi casa?, y después una creación física, por ejemplo es la ejecución de la obra con un proyecto de construcción o compra de la casa. Esto significa que todas las cosas se crean dos veces. En la medida en que no operemos en armonía con este principio y nos hagamos cargo de la primera creación, reduciremos ese círculo.

Por designio u omisión, hacerse responsable.

Todas las cosas se crean dos veces, pero no todas las primeras creaciones responden a designios conscientes y planificados, para que lo sean debemos hacermos responsables de esas primeras creaciones para evitar que otras personas y las circunstancias que están fuera del círculo de influencia den forma a gran parte de nuestra vida.

Los "guiones" que provienen de personas, no de principios producen vulnerabilidades en nuestro comportamiento, generando una profunda dependencia respecto de los demás, debido a nuestras necesidades de aceptación y amor, de pertenencia, del sentido de nuestra propia valía, de la sensación de que importamos.

Las capacidades exclusivamente humanas de la autoconciencia, la imaginación y la conciencia moral nos permiten examinar las primeras creaciones y hacernos cargo (responsabilizarnos) de nuestra primera creación, escribir nuestro propio guión. Dicho de otro modo, el primer hábito dice «Tú eres el creador». El segundo hábito es la primera creación.

Liderazgo y administración: las dos creaciones

Administrar es hacer las cosas bien; liderar es hacer las cosas correctas». La administración busca la eficiencia en el ascenso por la escalera del éxito ¿cómo puedo hacer mejor ciertas cosas? ; el liderazgo determina si la escalera está o no apoyada en el lugar correcto ¿cuáles son las cosas que quiero realizar?.

Y en nuestras vidas personales tenemos una carencia aún mayor de liderazgo. Pretendemos administrar con eficiencia, estableciendo y alcanzando metas, antes de haber clarificado nuestros valores.

Reescribir el guión, conviértase en su primer creador.

La imaginación Junto con la autoconciencia, son dos características humanas nos permiten escribir nuestro propio guión. Dado que ya vivimos con muchos guiones que nos han transmitido, el proceso de escribir nuestros propios guiones es en realidad un proceso de reescritura o cambio de paradigma: de cambio de algunos de los paradigmas básicos que ya tenemos..

Empezar con un fin en mente significa enfocar mis roles en la vida, teniendo claros mis valores y mi orientación. Significa empezar cada día teniendo esos valores firmemente presentes para que cuando aparezcan los problemas, los desafíos, podré tomar mis decisiones basándome en esos valores. Puedo actuar con integridad. No me veo obligado a reaccionar ante las circunstancias, guiado por emociones momentáneas. Puedo ser verdaderamente proactivo, verme impulsado por valores, porque mis valores ya están definidos.


Elaborar un enunciado de la misión personal, el credo personal.

Para elaborar la misión personal, se define lo que uno quiere ser (carácter). lo que uno quiere hacer (aportaciones y logros) se centra en los valores o principios que dan fundamento al ser y al hacer.

Nuestro ambiente personal está cambiando a ritmo acelerado. Ese cambio rápido es un clavo ardiendo en las manos de muchas personas que sienten que no pueden manejarlo, que no pueden afrontar con éxito la vida. Se vuelven reactivas y en lo esencial se rinden, confiando en que las cosas que les sucedan habrán de ser buenas. Pero esto no tiene por qué ser así.

En el centro del círculo de influencia.

Para escribir un enunciado de la misión personal tenemos que empezar en el centro mismo de nuestro círculo de influencia, que nuestros mapas para que nuestros paradigmas se basen en principios y en la realidad. Cuando se ha adquirido ese sentido de misión, se posee la esencia de la propia proactividad. Estamos en posesión de los valores que dirigen nuestra vida, de la dirección básica en virtud de la cual establecemos nuestras metas a corto y largo plazo..

Centros alternativos donde se presta la atención.

Todos tenemos un centro en el que nos enfocamos o prestamos más atención (matrimonio, pareja, trabajo, placer, etc...), aunque por lo general no lo reconozcamos como tal. Tampoco reconocemos sus efectos que inciden en todos los aspectos de nuestras vidas.

Éstos son algunos de los centros más comunes a partir de los cuales la gente enfoca la vida. Suele ser mucho más fácil reconocer el centro en la vida de otro que verlo en la propia. Si se presta atención, detrás de las conductas puede verse el centro que las crea.

Identificando su propio centro, un centro de principios

Resulta muy importante identificar el propio centro a la hora de tomar ciertas decisiones, esto nos permite ser personas proactivas, aún más si está centrado en principios básicos. El modo de identificar su propio centro consista en examinar atentamente los factores que sustentan su vida. ¿Qué centro que puede estar limitando su efectividad personal?. Si está centrado en principios:

Cómo redactar y usar un enunciado de la misión personal

Su enunciado de misión es expresión sólida de su punto de vista y sus valores. Pasa a ser el criterio con el que se miden todas las otras cosas de su vida. A partir de esta idea podrá redactar su enunciado de la misión personal.

Usando la totalidad del cerebro

Nuestra autoconciencia nos permite examinar nuestros propios pensamientos. La imaginación y la conciencia moral son funciones del hemisferio derecho del cerebro. Si comprendemos cómo hay que utilizar la capacidad del hemisferio derecho, aumentará enormemente nuestra aptitud para la primera creación.

El cerebro es capaz de desempeñar muchas funciones de distinto tipo, y que cuando tomamos conciencia de sus diversas aptitudes podemos emplear deliberadamente nuestras mentes para satisfacer necesidades específicas de modos más efectivos.

Dos maneras de utilizar el cerebro derecho

Cuanto más podamos servirnos de la capacidad del hemisferio derecho (el creativo), mejor podremos visualizar el momento y las circunstancias presentes para proyectar una imagen de lo que queremos hacer y ser en la vida. Debemos ampliar la perspectiva para mejorar, amplíe su mente. Con la visualización de todo con riqueza de detalles y afirmación de objetivos.

Si lo hago día tras día, mi conducta cambiará, entonces viviré el guión que yo mismo he redactado a partir de mi propio sistema de valores, que yo he elegido.

La afirmación y la visualización son formas de programación, y debemos tener la seguridad de que no estamos sometiéndonos a una programación no armónica con nuestro centro básico, o proveniente de fuentes centradas en ganar dinero, en el propio interés, o en cualquiera otra cosa que no sea el principio correcto.

Seguir leyendo sobre las maneras de utilizar el cerebro.

La identificación de roles y metas

Todas las personas tienen varios de roles diferentes en su vida, diferentes áreas o capacidades en las que puede ejercer cierta responsabilidad. Por ejemplo, los roles de individuo, esposo, padre, maestro, miembro de una Iglesia y hombre de negocios. Todos esos roles son importantes.

Después de identificar sus diversos roles, se puede pensar en las metas a largo plazo para cada uno de ellos. Estamos de nuevo en el cerebro derecho, utilizando la imaginación, la creatividad, la conciencia moral y la inspiración. Son metas propias que reflejan nuestros valores más profundos, nuestros talentos singulares, nuestra idea de la misión. Y surgen de los roles que hemos elegido.Enunciados de la misión familiar

Revisar el enunciado con frecuencia y reelaborar las metas y tareas para que reflejen la situación en términos reales, para mejorarla, fortalecerla.

Enunciados de la misión organizacional

Los enunciados de misión son también vitales para la buena organización de la empresa. Para ser efectivo, el enunciado tiene que surgir de las entrañas de la organización, por lo que todos deben participar de un modo significativo (todos). Una vez más, el proceso de participación es tan importante como el producto escrito, y constituye la clave para su uso porque ha sido escrito por quién tiene que usarlo.

Sugerencias prácticas

  1. Dedique tiempo a registrar las impresiones que pueda recoger en la visualización del funeral del principio de este capítulo. Tal vez prefiera utilizar el formulario siguiente para organizar sus pensamientos (El libro original facilita un formulario tipo).
  2. Tómese unos momentos y describa por escrito sus roles tal como los ve. ¿Está usted satisfecho con esa imagen de su vida?
  3. Dedique tiempo a aislarse completamente de las actividades diarias y empiece a trabajar sobre su enunciado de la misión personal.
  4. Recorra el cuadro del Apéndice A (Ver el libro) que muestra los diferentes centros y señale aquellos con los que se identifica. ¿Forman éstos una pauta para su comportamiento en la vida? ¿Está usted cómodo con las implicaciones de su análisis?
  5. Inicie una colección de notas, citas e ideas que tal vez pueda usar cuando redacte su enunciado de la misión personal.
  6. Identifique un proyecto que deberá afrontar en un futuro próximo, y aplique el principio de la creación mental. Escriba los resultados que desea obtener, y los pasos que lo conducirán a esos resultados.
  7. Comparta con su familia o con su grupo de trabajo los principios del segundo hábito, y proponga que inicien un proceso conjunto de elaboración de un enunciado de misión para la familia o el grupo.

Comparte este artículo:


 

Te recomiendo la lectura del Libro Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva del Doctor Stephen Covey. Esta es una pequeña síntesis del mismo:

rivassanti.net