Notas sobre el libro de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Loading

Inicio - rivassanti.net
Recomendaciones posicionamiento web. Redes Sociales, Community manager. Hablamos de: Ventas, y de adquirir hábitos para ser efectivo.

Comparte este artículo:


Quinto hábito. Procure primero comprender, y después ser comprendido.

Procure primero comprender, y después ser comprendido. Este principio es la clave de la comunicación interpersonal efectiva. Tenemos tendencia a precipitarnos, a arreglar o juzgar las cosas antes de comprender profundamente el problema.

Principios de comunicación empática

El Autor no coloca en la siguiente situación.

Suponga el lector que tiene problemas en la vista y que decide visitar a un oculista. Después de escuchar brevemente su queja, el oculista se saca las gafas y se las entrega.

¿Con cuánta frecuencia diagnosticamos o juzgamos antes de prescribir en la comunciación?. Tenemos tendencia a precipitarnos, a arreglar las cosas con un buen consejo. Pero a menudo no nos tomamos el tiempo necesario para diagnosticar, para empezar a comprender profunda y realmente el problema.

Si yo tuviera que resumir en una sola frase el principio más importante que he aprendido en el campo de las relaciones interpersonales, diría lo siguiente: procure primero comprender, y después ser comprendido. Este principio es la clave de la comunicación interpersonal efectiva.

Carácter y comunicación para dominar la comunicación empática.

Tiene que desarrollar esa capacidad para la escucha empática, basada en el carácter, que suscita apertura sincera y confianza hacia la otra persona. Para desarrollar la comunicación empática hay que dominar los tipos de comunciación, leer, escribir, hablar y escuchar.

La escucha empática.

La escucha empática es tratar de comprender a través de una escucha atenta, antes de tratar de ser comprendido. La mayor parte de las personas no escuchan con la intención de comprender a los demás, sino de prepararse para contestarles o buscar una respuesta ventajosa.

Empatia no es simpatía. La esencia de la escucha empática no consiste en estar de acuerdo o en simpatizar; consiste en comprender profunda y completamente a la otra persona, tanto emocional como intelectualmente.

Los expertos en comunicación estiman que, en realidad, sólo el 10 por ciento de lo que comunicamos está representado por palabras. Otro 30 por ciento se vehiculiza a través de diversos sonidos, y el 60 por ciento restante es lenguaje corporal. En la escucha empática se escucha los sentimientos, los significados, se percibe, intuye, siente.

Tratar de comprender antes de dar opiniones a los demás.

Aunque parece difícil, debemos procurar primero comprender a la otra persona, o diagnosticar antes de prescribir, es un principio correcto que se pone de manifiesto en muchas áreas de la vida.

 

El vendedor aficionado vende productos; el vendedor profesional vende soluciones a las necesidades y problemas.

Stephen Covey

Las cuatro respuestas modelo del ser humano.

¿Cómo afectan a nuestras respuestas tipo a la capacidad de comprensión?. Como escuchamos basados en nuestra experiencia, tendemos a responder de uno de estos cuatro modos: con una evaluación según la cual estamos de acuerdo o no, con un sondeo partiendo de nuestro propio marco de referencia, con un consejo basado en nuestra experiencia, o con una interpretación basada en nuestros propios motivos y conductas.

La comprensión mejora la percepción.

Cuando se aprende a escuchar profundamente, es decir a comprender a otras personas, se descubren mejoras enormes en la percepción. También se empieza a apreciar que el efecto que estas mejoras pueden determinar cuando las personas tratan de trabajar conjuntamente en situaciones de interdependencia.

Procure que le comprendan.

Primero procure comprender... y después ser comprendido. Saber ser comprendido es la otra mitad del quinto hábito, igualmente esencial para alcanzar soluciones ganar/ganar. Procurar comprender requiere consideración; procurar ser comprendido exige coraje.

Si comprendemos a los demás, el control está en nosotros.

El quinto hábito es poderoso porque está exactamente en el centro del círculo de influencia. Debemos siempre procurarprimero comprender para que la situación esté dentro de nuestro control y no fuera, si no comprendemos el control está fuera de nosotros. Dejarse influir es la clave para influir en los demás.

Sugerencias prácticas para llevar a cabo el quinto hábito

  1. Elija una relación en la que usted sienta que la cuenta bancada emocional está en números rojos. La próxima vez que vea a esta persona, escuche para comprender. ¿Comprendió realmente la perspectiva de esa persona?.
  2. Comparta el concepto de empatia con alguien cercano a usted. Dígale que quiere trabajar con él en la escucha auténtica a otros y pídale un comentario al respecto al cabo de una semana. ¿Cómo le fue? ¿Cómo hizo que se sintiera aquella persona?.
  3. La próxima vez que tenga la oportunidad de observar a otras personas comunicándose, tápese los oídos durante unos minutos y mire. ¿Qué emociones se comunican, no transmisibles solamente con palabras?.
  4. La próxima vez que se sorprenda utilizando inadecuadamente una de las respuestas autobiográficas (sondeo, evaluación, consejo o interpretación), trate de convertir esa situación en un depósito, mediante el reconocimiento y la disculpa ("Lo siento, realmente no estaba tratando de comprender. ¿Podemos empezar de nuevo?").
  5. Base en la empatía su próximo planteamiento o exposición. Describa el otro punto de vista tan bien o mejor que sus propios defensores; después procure hacerse comprender dentro del marco de referencia de ellos.

Comparte este artículo:


 

Hábitos:

rivassanti.net